Oscar Niemeyer y París: Homenaje al gran arquitecto brasileño

Las obras de Oscar Niemeyer Soares Filho pertenecen desde hace tiempo al patrimonio arquitectónico de la humanidad. Falleció, en Río de Janeiro, ciudad donde nació y donde vivía, unos días antes del 15 de diciembre de 2012, en el que cumpliría ciento cinco años.
Al acabar sus estudios en la Escuela Nacional de Bellas Artes de Río de Janeiro en 1934, Oscar Niemeyer eligió unirse al maestro brasileño del urbanismo moderno, Lucio Costa, con quien trabajó en la construcción del edificio del Ministerio de Educación y de Salud, en gran parte inspirado en los preceptos del arquitecto francés Le Corbusier.

Oscar Niemeyer

Su fama fue mundial a partir de su colaboración con Lucio Costa en la creación de Brasilia, la nueva capital que Brasil inauguró el 21 de abril de 1960. El presidente Juscelino Kubitschek, el promotor de aquel proyecto, llamó a Niemeyer a quien conocía desde hacía mucho tiempo. Ya gobernador del Estado de Minas Gerais, le pidió en 1940 realizar el conjunto de Pampulha en Belo Horizonte. Niemeyer desplegó el vocabulario arquitectónico que se desarrollaría a lo largo de su carrera: la curva y el uso del hormigón. Cuando dibujo, sólo el hormigón permitirá dominar una curva con alcance demasiado amplio. El hormigón sugiere formas flexibles, formas contrastantes, modulación continua del espacio que se opone a la normalización de los sistemas repetitivos de funcionalismo internacional.

En Brasilia, Niemeyer fue el arquitecto de los principales edificios públicos de la ciudad: La residencia presidencial de la Alvorada, la Catedral, el Congreso Nacional, el Panteón, o el palacio de Itamaraty. En total en su propio país, por supuesto, pero también en el extranjero, Oscar Niemeyer firma una obra consistente, registrada en el movimiento del estilo internacional.

Sede del PC, Paris
Sede del PC, Paris

Su compromiso político y su adhesión al Partido Comunista, sin embargo, vinieron a complicar su vida. Seleccionado en 1952, con Le Corbusier para construir la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, tuvo que enfrentarse a la intolerancia de la América macartista. Pocos años después, la dictadura militar brasileña frenó su carrera y le obligó a tomar el camino del exilio.

Francia es probablemente el país en el que tuvo mejor acogida: Recuerdo que cuando estaba en París durante mi exilio debido a la dictadura fascista en 1964, me sorprendió la acogida de André Malraux. De hecho, el ministro de Cultura del general De Gaulle había quedado impresionado por la genialidad del brasileño: Pongo su arquitectura en mi museo imaginario, donde guardo todo lo que he visto y amado en el mundo. Malraux logró la manera para que Niemeyer pudiera trabajar en Francia como un arquitecto francés.

Le Volcan, Le Havre
Le Volcan, Le Havre

Oscar Niemeyer amó a París y a Francia: Me gusto Francia, tuvo un gran placer en conocer a Sartre y a Malraux. Amé a mis compañeros comunistas franceses, […] disfruté pasear por París y de sus restaurantes. Durante y después de su exilio, firmó seis edificios en Francia:

  • La sede del Partido Comunista Francés (París, 1965-1980).
  • Volcán, Espace Oscar Niemeyer ex Casa de la Cultura en Le Havre. (1972–1982).
  • La Bolsa de Trabajo (Bobigny, 1980).
  • Oficinas Niemeyer I, II, inter-compañía de restaurantes (Fontenay-sous-Bois, 1992).
  • Oficinas Jullia – Société Générale. (Fontenay sous Bois, 2005).
  • Sede del diario L’Humanité (Saint-Denis. Seine-Saint-Denis, 1989).

Se puede añadir a estos edificios, la escultura para el año de Brasil en Francia (Parc de Bercy, Paris, 2007).

Bolsa del Trabajo de Bobigny
Bolsa del Trabajo de Bobigny

A lo largo de más de ochenta años de carrera, trabajó en casi 600 proyectos arquitectónicos en todo el mundo y recibió numerosos premios, incluyendo el prestigioso Premio Pritzker en 1988. Fue elegido miembro de la Academia Americana de las Artes y las Ciencias. Su compromiso comunista dio lugar a que la Unión Soviética le otorgará el Premio Lenin de la Paz y Cuba le concedió la medalla José Martí, honor reservado a los jefes de Estado.

Sede del periódico comunista L'Humanite en Paris
Sede del periódico comunista L'Humanite en Paris

De una longevidad excepcional, se casó en 2006 con su secretaria Vera Lucia Cabrera, más joven de cuarenta años. Su ideal de la juventud no sufrió la erosión y la vida fue para él siempre: « más importante que la arquitectura ». Continuó el trabajo en la construcción de varios edificios para embellecer Brasilia, São Paulo o Río de Janeiro; otros se encuentran en Europa y América. Interesado en la personalidad y las ideas de Hugo Chávez, planeó construir en Caracas un monumento de amplitud poco común, homenajeando a Simón Bolívar.

Fontenay-sous-Bois
Fontenay-sous-Bois

Al conmemorarse el año de Brasil en Francia, Oscar Niemeyer recordó su larga estancia en París y ofreció una escultura de diez metros a esta ciudad que fue inaugurada el 30 de enero de 2007, año de su centenario. De acuerdo con los deseos del artista, fue bajo el cielo de la capital francesa « en una zona verde en una hilera de árboles ». Fina y ligera parece una mano abierta que ofrece una flor para la paz. Símbolo de los lazos que unen Niemeyer a Francia se despliega, conllevando para siempre el mensaje fraternal de este arquitecto singular, resplandeciente e idealista.

Flor - Niemeyer

BIBLIOGRAFÍA

  • « J’ai aimé la France plus », entrevista con Oscar Niemeyer por Leneide Duarte-Plon para el periodico L’Humanité: .
  • Qu’est-ce qui fait courir Oscar Niemeyer ? Entrevista con Gérard Fournier. L’Humanité.
  • GILBERT Luigi, Oscar Niemeyer : une esthétique de la fluidité, Marseille : Éd. Parenthèses, 1987, 140 p. ISBN : 2-86364-037-2 (br.)
  • Niemeyer par lui-même : l’architecte de Brasilia parle à Edouard Bailby, Paris, Ed. Balland, 1993, 224 p.-[8] p. de pl. (Biographies). ISBN: 2-7158-0989-1 (br.).
  • OLIVEIRA SANTOS Carlos, Moutinho António, fotografia O nosso Niemeyer Our Niemeyer, [Portugal], Campo das Letras, 2001, 176 p.
  • Oscar Niemeyer Les courbes du temps : mémoires ; trad. du brésilien par Henri Raillard ; dessins originaux de l’auteur. Paris, Gallimard, 1999, 214 p.-[16] p. de pl. ill. ISBN : 2-07-075182-1 (br.)
  • PETIT Jean, Niemeyer : poète d’architecture, Lugano : Fidia ed. d’arte, 1995, 423 p., ill. (Panoramas forces vives). ISBN : 88-7269-065-X (rel.)
  • REGO CAVALCANTI Roberto, Grandjean de Montigny, Le Corbusier, Oscar Niemeyer : le chemin vers une architecture brésilienne : les influences de la culture française dans l’architecture au Brésil, Paris : [s.n.], 1989. Thèse de doctorat : Art et archéologie, Paris 1, 1989.
  • SALVAING Matthieu, Oscar Niemeyer : photographies ; [traduit de l’anglais par Florence Leroy] ; [interview réalisée par Fritz Utzeri]. Paris, Assouline, DL 2001, 1 vol. (79 p.) (Mémoire du style). ISBN : 2-8432-3326-7 (Rel.)
  • VIDAL Laurent, De Nova Lisboa à Brasília. L’invention d’une capitale, XIXe-XXe siècle, Paris, IHEAL éditions, 2002, 344 p.
  • YATES, Elliott Nelson, Architecture surréaliste en Amérique latine : les quêtes d’identité nationale au Mexique et au Brésil (1945-1975). Thèse sous la direction de Françoise Hamon, Paris, Université Paris-Sorbonne, 2007, 259 p. ISBN : 85-7106-199-8

Sobre la autora

Autor IguanaeMona Huerta

Historiadora

Presidenta de Honor de REDIAL


One thought on “Oscar Niemeyer y París: Homenaje al gran arquitecto brasileño”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *