El 5 de Mayo – Día de fiesta nacional en México

El 5 de mayo de 1862 una página gloriosa de la historia nacional mexicana se escribió en Puebla, cuando los mexicanos derrotaron al ejército imperial francés. Con motivo de la fiesta nacional de este gran país, nos es grato recordar la voz disonante de Víctor Hugo, poeta, escritor, político, visionario, rebelde y hombre poco convencional, quien en aquellos momentos terribles se ubicó al lado del pueblo mexicano.

Víctor Hugo marcó su época con su vitalidad, sus luchas, sus convicciones inquebrantables. Convertido para muchos, y en primer lugar para él, en la “conciencia” de su tiempo, tuvo la voluntad de fundar con su obra el siglo siguiente para Francia, Europa y la humanidad en su conjunto. América no fue totalmente ajena a las preocupaciones del poeta. Se movilizó en contra de la esclavitud de los hombres y de los pueblos. Su postura en oposición a la intervención francesa en México constituye un resplandeciente ejemplo frente a la historia.

Mural del Cinco de Mayo - Puebla
Antonio Álvarez Morán, Mural del cinco de mayo. Puebla

LA PALABRA DEL PUEBLO ENTRE ESTRELLAS Y ARCO IRIS

En la década de 1860, las tierras mexicanas, entonces en vías de un gran impulso económico, avivaron los deseos coloniales de los europeos. Napoleón III, soñando que se desarrollara el país apoyándose en el armazón del capital francés, planeó la intervención de las tropas imperiales. En 1862, el momento pareció propicio para la creación de un “Imperio Latino y Católico” capaz de estancar la expansión de los estados protestantes hacia el sur del continente. Mientras Estados Unidos se empantanaba en su Guerra Civil, México estaba plagado por incesantes disturbios entre facciones católicas y anticlericales.

Benito Juárez, Presidente de la República Mexicana, decidió terminar con el pago de los intereses de la deuda pública e imponer impuestos al capital extranjero. Aquella decisión provocó la intervención europea. Gran Bretaña y España encontraron un terreno común con México en febrero de 1862, dejando sola, para restaurar el orden, a Francia, que pretendía preservar los intereses ya enormes de sus ciudadanos.

Mural conmemorativo de la Batalla de Puebla
Mural conmemorativo de la Batalla de Puebla de 1862, por Julio Carrasco Bretón

En represalia a la decisión de Juárez, Napoleón III mandó tropas francesas a México desde 1862 hasta 1867. Una primera expedición desembarcó en Veracruz y fue detenida el 5 de mayo de 1862 en Puebla. El ejército mexicano, al mando del general Ignacio Zaragoza, derrotó a las tropas francesas en lo que a la postre se conoció como “La Batalla de Puebla”. Aquella deslumbrante victoria mexicana entorpeció el avance de los batallones del imperio para México1. La fuerza expedicionaria francesa que había descuidado la naturaleza montañosa del país y subestimado el apoyo a Juárez por la población mexicana, regresó sin embargo al año siguiente, bajo el mando del general Forey, y logró apoderarse de Puebla el 18 de mayo de 1863, después de un cruento asedio de sesenta y tres días.

El asalto de Puebla fue un crimen más dentro del crimen cometido por Francia contra un pueblo libre. Sus habitantes se defendieron heroicamente. Durante el asedio, la ciudad consolidó su resistencia mediante la publicación de un periódico en francés y en español. Cada número se iniciaba con una página del famoso panfleto de Víctor Hugo: Napoleón el pequeño. A través de Víctor Hugo, los sitiados explicaban al ejército del imperio quien era realmente su emperador. El periódico hizo un llamado a Víctor Hugo. Él contestó.

Valientes Hombres de Puebla
Museo Taller Erasto Cortés

Hombres de Puebla
Tenéis razón en creerme con vosotros, Francia no os hace la guerra, es el imperio.
Ciertamente, estoy con vosotros, vosotros y yo combatimos contra el imperio, vosotros en vuestra Patria y yo en el destierro.
Luchad, combatid, sed terribles y si creéis que mi nombre os puede servir de algo, aprovechadle, apuntad a ese hombre a la cabeza, con el proyectil de la libertad […].
Valientes hombres de México resistid.
La República está con vosotros y hace ondear sobre vuestras cabezas, la bandera de Francia con su arcoíris y la bandera de América con sus estrellas.
Esperad, vuestra heroica resistencia se apoya en el Derecho y tiene en su favor la certidumbre de la justicia.
El atentado contra la República Mexicana, continúa el atentado contra la República Francesa. Una emboscada completa la otra.
El Imperio fracasará en esa tentativa infame, así lo creo y vosotros venceréis, pero ya venzáis o seáis vencidos, nuestra Francia continuará siendo vuestra hermana, hermana de vuestra gloria y de vuestro infortunio y yo, ya que apeláis a mi nombre, os repito que estoy con vosotros, si sois vencedores, os ofrezco mi fraternidad de ciudadano, si sois vencidos, mi fraternidad de proscrito.

Cinco de Mayo - México
Festejos fronterizos por la Batalla de Puebla en Sonora-Arizona

La conquista de Puebla abrió el camino hacia Ciudad de México y en junio de 1863, Maximiliano, el hermano del emperador de Austria, fue proclamado emperador de México. Su reinado fue de corta duración. El ejército francés se agotó en una interminable guerra de guerrillas y provocó la aversión y el odio de los mexicanos por el número y la ferocidad de las atrocidades y ejecuciones. En 1865, en nombre de la Doctrina Monroe (América para los americanos), Estados Unidos amenazó con responder a su vez. Napoleón III reagrupó a sus tropas en las afueras de México, y luego, en marzo de 1867, les dio la orden de retirada.

A lo largo de todos los combates, los mexicanos fortalecidos por el apoyo moral del escritor francés, no dejaron nunca de arremeter contra el ejército imperial: “¿Quiénes sois vosotros? los soldados de un tirano, Francia la mejor está con nosotros, Tenéis a Napoleón, tenemos a Víctor Hugo”.

Partidario de la abolición de la pena de muerte, Víctor Hugo pidió clemencia a Juárez cuando se ganó la victoria. En una carta vibrante y apasionada, le pidió la vida de Maximiliano2. Su llamado llegó demasiado tarde, Maximiliano ya había sido capturado por los partidarios de Juárez y fusilado en Querétaro.

La Batalla de PueblaLa Batalla de Puebla tuvo lugar el 5 de mayo de 1862 cerca de la ciudad de Puebla (México), en el ataque y defensa del Fuerte de Loreto y del Fuerte de Guadalupe, durante la invasión francesa de México.Fue una importante victoria mexicana con resonancia global, pues venció al ejército más experimentado y reputado de la época y se conmemora en México con la fiesta del Cinco de Mayo.

Bibliografía

Benito Juárez
Retrato de Benito Juárez

AVENEL Jean, La campagne du Mexique (1862-1867), Paris, éd. Económica, 1996, (ISBN 2-7178-3110-X).
ECHENIQUE Rafael, compilador (1894). Batalla del 5 de mayo de 1862 en Puebla. Telegramas Oficiales.
GOUTTMAN Alain, La Guerre du Mexique (1862-1867) : le mirage américain de Napoléon III, Perrin, 2008 – (ISBN 978-2262036829).
GOUTTMAN Alain, La intervención en México, 1862–1867. El espejismo americano de Napoleón III, ediciones de Educación y Cultura.
HUGO Víctor, Napoleón el pequeño, Barcelona: Editorial Lorenzana, 1969.
KÉRATRY Émile de, L’Élévation et la chute de l’empereur Maximilien, intervention française au Mexique, 1861-1867, Paris, A. Lacroix, Verboeckhoven et Cie, 1867, 2e éd.

Victor Hugo
Retrato de Víctor Hugo

LECAILLON Jean-François, Napoléon III et le Mexique, Horizons Amérique Latine, Parins, 1994, (ISBN 2738423361).
LOIZILLON Henri (colonel), Lettres sur l’expédition du Mexique, publiées par sa sœur, 1862-1867, Paris, 1890.
NIOX Gustave Léon (général), L’expédition du Mexique 1861-1867, récit politique et militaire, Paris, J. Dumaine, 1874.
RATZ Konrad y GÓMEZ TEPEXICUAPAN Amparo, Los viajes de Maximiliano en Mexico (1864-1867), Conaculta, 2013.
SERGENT Pierre Camerone la campagne héroïque de la Légion Étrangère au Mexique, Fayard, 1980.
Consultar la página Web: http://www.inehrm.gob.mx/5demayo/batalla.html

Notas
1 El 5 de mayo es día de fiesta nacional en México.
2 Carta publicada en Bruselas en 1867 bajo el título “Carta de Víctor Hugo a Benito Juárez, Presidente de la República Mexicana”. Se inserta parcialmente esta carta en La Liberté.

Sobre la autora

Autor IguanaeMona Huerta

Historiadora

Presidenta de Honor de REDIAL


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *