Contornos de una inmigración de élite en América Latina. El caso de Alfred Ebelot

Alfred Ebelot. Le parcours migratoire d'un Français en Argentine au XIXe siècle, de Pauline Raquillet.Pauline Raquillet. Alfred Ebelot. Le parcours migratoire d’un Français en Argentine au XIXe siècle, Paris, L’Harmattan, 2011.
ISBN : 978-2-296-54623-3

 En el curso del siglo XIX, es bastante significativa la influencia de los ingenieros y de los intelectuales franceses en América Latina, a favor de la expansión de las ideas civilizadoras ligadas a la Ilustración, el mercantilismo, el liberalismo y el positivismo. Subrayemos aquí solo dos ejemplos de esta preponderancia, muy marcada en Brasil y en Argentina: Claude-Henri Gorceix fundó en aquella época la Escuela de Minería en Ouro Preto (Brasil) y François Beuf implantó el Observatorio astronómico en La Plata (Argentina).

Se puede incluir a Alfred Ebelot (1837-1912) en esta corriente. Tomando el caso de este brillante ingeniero, Pauline Raquillet consigue reunir en su libro la microhistoria y la historia global dentro del espacio migratorio francés, la nación argentina y Europa. Utiliza para profundizar en esta línea tanto el enfoque biográfico de François Dosse como las investigaciones de Jacques Revel en el campo de la microhistoria, adaptando sus conceptos al contexto del cual se trata. El periodo estudiado abarca la segunda mitad del siglo XIX hasta principios del siglo XX, en el cuál Ebelot no deja de viajar de 1870 a 1912 entre los continentes europeo y americano, como un mediador transatlántico.

La autora reconstruye en primer lugar el pensamiento de Ebelot, constituido tanto por el republicanismo, anticlericalismo y antisocialismo así como por el evolucionismo, el etnocentrismo y el eurocentrismo. Acogido como un portador de civilización en Buenos Aires, Ebelot saca provecho de su estatuto de ingeniero para acceder fácilmente a las élites locales. Además, su implicación como periodista le permite entrar en los círculos eruditos franceses y argentinos. Esta estrategia de inserción le conduce a ser uno de los portavoces de su comunidad.

A pesar de ciertas lagunas vinculadas con las fuentes, descubrimos, a través de Ebelot, los contornos de una inmigración de élite que se integra fácilmente gracias a varias redes de sociabilidad transnacional. Aparece como un mediador entre dos culturas, de las cuales la autora presenta sus dinámicas e interdependencias. Proponiendo un modelo republicano de civilización, etnocentrista y liberal, Ebelot se asocia con aquellos numerosos inmigrantes que utilizaron Argentina y más ampliamente América Latina como laboratorio social.

Pauline Raquillet demuestra sin embargo que la estrategia del ingeniero francés se asienta sobre bases demasiado frágiles: sus estancias argentinas sólo marcan etapas de su proyecto migratorio, el cual consiste en invertir allí su saber con el fin de reunir un capital de notoriedad suficiente para regresar con mayor reconocimiento a Francia. Entonces no parece ser un hombre de redes sino más bien de discurso. Es notable que tanto su rigidez intelectual como su falta de apoyos perjudicaron su objetivo principal.

La autora se apoya en un enfoque psicohistórico, describiendo a un hombre desarraigado que comparte su vida entre dos tipos de mundo sin llegar jamás a escoger el suyo. Por eso, las contradicciones que abundan en el caso de Ebelot hubieran a mi parecer merecido más amplía atención. Denuncia mucho pero no parece querer, o poder, comprometerse detenidamente más allá del discurso. Finalmente, esta experiencia resulta un fracaso (Ebelot acaba su vida en Francia arruinado y olvidado). Su caso invita a seguir las investigaciones con el fin de proponer un panorama de aquella inmigración de élite.

Sobre el autor

Autor Iguanae

Cédric Cerruti
Docente investigador
(Universidad de La Rochelle, Francia)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *