Los documentos clave de los Archivos Estatales para reconstruir la identidad de la fragata Mercedes

La Fragata Nuestra Señora de las Mercedes, procedente del puerto del Callao y cargada de caudales para las arcas de la Hacienda Pública, no llegó nunca a su destino en Cádiz, ya que fue hundida por los ingleses frente a las costas del Algarve portugués en el año 1804.

La empresa cazatesoros Odyssey extrajo del fondo del Océano Atlántico los restos del pecio y se los llevó a Estados Unidos en el año 2007. El gobierno español denunció el expolio ante la justicia de ese país, que finalmente dio la razón a España. Así, en el año 2012, volvieron a España cerca de medio millón de monedas y los demás restos arqueológicos extraídos ilegalmente del barco hundido. Desde mayo del 2014 todo este patrimonio histórico se exhibe, de manera permanente, en el Museo de Arqueología Subacuática ARQUA (Cartagena, Murcia).

MECD. Archivo General de Indias, Lima, 1440, N.25

Para demostrar que los restos expoliados en el Golfo de Cádiz pertenecían realmente a La Mercedes y por tanto, eran propiedad del Estado Español, se presentaron en el juicio como pruebas irrefutables los documentos custodiados en los Archivos Estatales dependientes de la Armada y de la Secretaría de Estado de Cultura.

En el Archivo General de Indias (Sevilla) se custodian los registros meticulosos de los cargamentos que embarcaban en los galeones españoles que salían de Indias y las órdenes dadas desde la Península a los virreyes de Perú y del Río de la Plata. Así, los registros de carga permitieron demostrar que el pecio encontrado provenía de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes.

En el Archivo General de Simancas (Valladolid) se conserva todo el fondo documental de la Embajada de España en Londres y la documentación relativa a las negociaciones entre ambos países.

En el Archivo Histórico Nacional (Madrid) se encuentran los documentos que llegaron a la Secretaría de Estado (actualmente Ministerio de Asuntos Exteriores) y fueron los utilizados como antecedentes en la resolución de las reclamaciones de presas de 1804 y 1805.

Finalmente, en el Archivo General de la Administración (Alcalá de Henares) se encuentran los expedientes del pago de las reclamaciones interpuestas por los consignatarios de la carga. Estos expedientes probaron que las indemnizaciones ya habían sido abonadas por el Estado a lo largo del siglo XIX, frente a las reclamaciones interpuestas en el litigio por los actuales herederos al rescatarse el pecio.

Toda esta documentación relativa a la fragata Mercedes, conservada en los Archivos Estatales, está descrita y digitalizada en el Portal de Archivos Españoles, PARES, y disponible en Internet (http://pares.mcu.es/). Se compone de más de 400 documentos y 5.000 imágenes digitales.

En conclusión

Las pruebas aportadas al litigio a partir de los documentos de los Archivos Estatales fueron esenciales para identificar el buque hundido y demostrar la inmunidad soberana del Estado español sobre el pecio rescatado frente a los derechos reclamados por la compañía cazatesoros.

Más información

Sobre la autora

Autora IguanaeMª José Villanueva

Centro de Información Documental de Archivos (CIDA)

Madrid – España


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.