Centros docentes y culturales con vocación americanista en Extremadura. Un recorrido

Extremadura es una Comunidad Autónoma española situada en el Suroeste de la Península Ibérica, tiene una superficie superior a los 40.000 km2 y ronda los 1.075.000 habitantes. Su capital es Mérida, fundada como Colonia Iulia Augusta Emerita, que fue la capital histórica de la provincia romana de Lusitania. Con una extensa frontera con Portugal (Oeste), limita al sur con Andalucía y con Castilla al este y el norte. La región ofrece un rico patrimonio histórico y cultural, en muchos casos vinculado con América, resultado de los procesos de conquista y colonización.

En los últimos años del siglo XX se produjo un impulso para favorecer las relaciones de la Comunidad con el continente americano, en ámbitos como la cultura, la docencia y la cooperación. Primero con la creación de la Universidad de Extremadura en los años 70, de carácter público, la única institución de educación superior de la región, con sede en Badajoz y centros distribuidos por las principales ciudades; años después, a comienzos de los años 90, con el impulso que se generó alrededor de las conmemoraciones del V Centenario en 1992. La configuración del sistema autonómico español y la creación de un gobierno regional en Extremadura durante la década de los 80, permitió dotar de apoyo político y económico a estos proyectos. El devenir de los centros americanistas extremeños en estas décadas, con fusiones y redefiniciones de objetivos y misión es, en líneas generales, similar a los procesos que se han dado en otras regiones y países europeos.

En 1992 la Junta de Extremadura (gobierno regional) y la Universidad constituyeron una fundación pública Centro Extremeño de Estudios y Cooperación con Iberoamérica (CEXECI), con sede en Mérida. Su creación respondía “al objetivo, marcado tanto en el Estatuto de Autonomía de la Comunidad de Extremadura como en el Estatuto de la Universidad de Extremadura, de estrechar vínculos con Iberoamérica. El propósito se centra en reforzar los lazos históricos y culturales que unen a aquellos países con Extremadura y que el pasado común compartido tenga su continuación en el presente y se proyecte hacia el futuro”. Uno de los primeros objetivos fue la formación de una biblioteca americanista que finalmente se constituyó en 1997. Pero la actividad fue mucho más amplia: publicaciones, docencia (con la denominada Aula Iberoamérica), organización de congresos, simposios, convocatorias de premios, exposiciones, etc. Toda esta actividad puede consultar en su sitio web, aunque está sin actualizar desde 2017. Y es que el CEXECI, ya no existe como tal, pues en 2016 se acordó su fusión con la Fundación Academia Europea de Yuste.

Vista general del Monasterio de Yuste, provincia de Cáceres. (Paloma Montoto CC BY-SA 3.0 es )

Así que, en 2017, surgió la Fundación Academia Europea e Iberoamericana de Yuste. “Se trata de una entidad pública sin ánimo de lucro, de carácter cultural, científico, investigador y divulgador integrada en la administración pública regional. Su sede central está en el histórico monasterio de Yuste” (donde vivió sus últimos años y falleció el emperador Carlos V), aunque mantiene también su sede de Mérida (donde se ubicaba el antiguo CEXECI). El objetivo de la nueva fundación es contribuir al impulso y consolidación de los vínculos existentes entre Extremadura, Europa e Iberoamérica. Un repaso a su sitio web permite observar que se mantienen algunas de las líneas que se desarrollaron en el CEXECI, aunque vocación americanista ya no es exclusiva. Destacan sus actividades docentes, especialmente en verano, en el denominado Campus Yuste.

Vista exterior del Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contemporáneo (MEIAC). ( Ángel Sánchez-Mayoral González CC BY 2.0)

En 1995 se inauguró en Badajoz, la ciudad más poblada de la región y ubicada en la frontera con Portugal, el Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contemporáneo (MEIAC). El centro se construyó sobre el solar de la antigua cárcel, situado en el centro de la ciudad. De esta “prisión preventiva y correccional”, se conserva su pabellón cilíndrico central con cúpula de hormigón. Esta transformación tiene una enorme carga simbólica. Hay que indicar que, además de cárcel para presos comunes, este centro carcelario fue un importante recinto de detención y represión de presos políticos durante la Dictadura. Con la aprobación y aplicación en 1970 por gobierno de Franco de la denominada Ley de peligrosidad y rehabilitación social  fue seleccionado como un centro de internamiento de personas “consideradas homosexuales” para su “rehabilitación”.1

Monasterio de la Coria, sede de la Fundación Xavier de Salas (Trujillo). (Discasto CC BY-SA 4.0 )

Por último, incluimos en este recorrido la Fundación Xavier de Salas, Convento de la Coria, ubicada en Trujillo, provincia de Badajoz. La fundación trabaja para la investigación y la difusión de la cultura histórica y artística preferentemente la extremeña y su proyección sobre Iberoamérica, así como para contribuir a mejorar las condiciones de vida de los individuos, las comunidades y pueblos iberoamericanos desfavorecidos y al desarrollo productivo de los colectivos humanos más necesitados. La fundación surge en 1981 a partir de la actividad de Xavier de Salas Bosch (1907-1982), catedrático de Historia del Arte en la Universidad de Barcelona, ocupó la subdirección y la dirección del Museo del Prado (Madrid) durante los años 60 y 70. Una de sus principales atracciones es su Muestra permanente de Artesanía Iberoamericana, que incluye actividades paralelas como simposios de cooperación en este ámbito. Entre sus instalaciones se incluye una Biblioteca con 17.000 volúmenes con un importante fondo sobre Extremadura y América. La fundación ofrece un amplio programa cultural y docente, en el que destaca desde su creación en 1996 la Universidad Popular La Coria.

Sobre el autor

Autora Iguanae

Felipe del Pozo Redondo
Bibliotecario
Director de la Biblioteca UNIA – La Rábida, España

  1. La noticia tuvo amplia repercusión en los medios de comunicación españoles recientemente. Un ejemplo. []

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.