Estudio biográfico de Diego Antonio Navarro Martín de Villodres (1759-1832)

El jurista Diego Antonio Navarro Martín de Villodres de Ma Isabel Lorca Martín de VillodresLorca Martín de Villodres, María Isabel, El jurista Diego Antonio Navarro Martín de Villodres (1759-1832), Dykinson, Madrid, 2011, 213 págs.

La presente monografía es el resultado de un trabajo de investigación de carácter histórico-jurídico, que se inserta en el contexto de planteamiento de filosofía jurídica fundamental. En efecto, en el capítulo quinto de la obra, en donde se aborda la influencia de la Ilustración y de los enciclopedistas franceses en la libertad y causa emancipadora de las colonias americanas, tomándose como referente el pensamiento del filósofo ginebrino Jean-Jacques Rousseau, reviste especial importancia. Dentro de este marco contextual, la autora realiza, a lo largo de los siete grandes capítulos que estructuran la obra, un minucioso estudio biográfico del jurista y prelado realista en tierras americanas Diego Antonio Navarro Martín de Villodres, que simboliza el epígono de la presencia española en la América hispana en los postreros años anteriores a la independencia, y quien fue el último Obispo español con un carácter netamente monárquico que tendría Chile. Estaba dotado de una sólida formación intelectual, dominaba varios idiomas, era especialista en Derecho Canónico, Doctor en Cánones por la Universidad de Osuna, y ejerció de abogado en la Real Chancillería de Granada, convirtiéndose en un experto conocedor de la praxis forense de su tiempo, para posteriormente seguir una ascendente trayectoria eclesiástica. El ritmo expositivo de la abundante documentación en la que este estudio se fundamenta, armoniza bien con la alusión a un misterioso lienzo que, según indica la autora, dio origen a este trabajo de investigación, y parece ser hábilmente utilizado como elemento simbólico que conduce el relato de principio a fin.

El jurista granadino Navarro Martín de Villodres, cuyos orígenes familiares se pueden rastrear hasta el siglo XV, recibió grandes distinciones y ocupó importantes cargos eclesiásticos en su trayectoria biográfica. Fue condecorado, siendo ya Vicario General del Obispado de Córdoba, en el año 1794 por Decreto de 30 de marzo por el Rey Carlos IV, con el alto galardón de la Gran Cruz de Carlos III. Posteriormente, en 1806 sería promocionado para el Obispado de Concepción de Chile, donde desempeñó una intensa y difícil labor pastoral, política y militar, pues hubo de enfrentarse a la élite ilustrada, auspiciada por Juan Martínez Rozas, que desde 1810 animaba el proceso revolucionario independentista de Chile. Más tarde, será promocionado para el Obispado de La Paz y el Arzobispado de La Plata o Charcas, que representará su último destino en tierras americanas. Finalmente, el jurista granadino logra el beneplácito del Rey Fernando VII el 22 de julio de 1825 para volver a España, falleciendo aquí en la ciudad de Córdoba en 1832. No obstante, en la obra se recogen las opiniones de prestigiosos historiadores chilenos que afirman que falleció en el año 1829, en el monasterio de los misioneros franciscanos de Santa Rosa de Ocopa en Perú.Córdoba, Argentina La autora, sin embargo, logra demostrar con gran apoyo documental que tuvo lugar su retorno a nuestro país, así como situar el lugar de su fallecimiento y sepelio, a la par que da cuenta detallada de su testamento y últimas voluntades. Es más, la autora afirma que su testamento supone una fuente histórica directa de primer orden para conocer los avatares de su vida en España y América, pues el mismo Diego Antonio aprovecha este documento para llevar a cabo una exposición autobiográfica. Su vida transcurre en una etapa histórica especialmente intensa desde su nacimiento en 1759 a su fallecimiento en 1832, contemplando el bullicioso final del siglo XVIII y el primer tercio del siglo XIX, siendo pues testigo de importantes acontecimientos históricos dentro y fuera de nuestro país. Los reinados de Carlos III y Carlos IV, el absolutismo de Fernando VII, así como la invasión napoleónica, y el posterior regreso del rey Fernando, marcarán con sello indeleble su vida en nuestra nación.

En esta monografía se muestran documentos procedentes de numerosos archivos civiles y eclesiásticos, y algunos otros desconocidos hasta la fecha por formar parte del propio archivo familiar de la autora. Incluso, en este trabajo se rectifican datos que eran tenidos hasta la hora presente en el mundo académico como veraces, despejándose así numerosas incógnitas sobre la trayectoria vital de este jurista granadino.

El jurista Diego Antonio Navarro Martín de Villodres a pesar de representar el prototipo de lo que Fernando Campos Harriet definió como Defensores del Rey, poseía un espíritu humanista y conciliador. Hay que entender su compleja trayectoria vital inserta dentro de su propio contexto histórico. No en vano, como recuerda la autora, con gran apoyo doctrinal, Simón Bolívar le facilitó su regreso a España haciéndole entrega de los pertinentes pasaportes para él y los familiares que habían arribado junto a él hasta la América española. En el Archivo del Arzobispado de Concepción de Chile, la autora ha podido acceder a un documento donde se hace mención a las muchas cualidades humanas de Diego Antonio Navarro Martín de Villodres, afirmándose que fue un prelado verdaderamente digno por su saber, por su política y sus grandes virtudes.

Monumento al General San Martín y a los Ejércitos de la Independencia - Argentina

La autora justifica y enmarca la publicación de esta obra dentro de la conmemoración del bicentenario de los primeros movimientos independentistas chilenos que se inscriben en la época denominada Patria Vieja, que abarca el período de tiempo comprendido entre los años 1810-1814. En cualquier caso, la obra se presenta bien estructurada y a pesar de la abundante documentación que contiene, resulta de fácil lectura. Estimamos que resulta de interés no solo para los investigadores especializados en estudios americanistas, sino también para los juristas dedicados al análisis histórico y filosófico-jurídico.

Sobre el autor

Autor Iguanae

Juan Antonio Martínez Muñoz
Profesor titular, Facultad de Derecho
Universidad Complutense de Madrid (España)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.