Expediciones al reino de las aguas

Jules Nicolas Crevaux

El primero de abril de 1847, en una familia lorena de pequeños comerciantes, nació Jules Nicolas Crevaux en el municipio de Lorquin-en-Moselle (Francia). Su formación lo llevó de la escuela de la aldea a la escuela secundaria de la capital regional (Nancy) hasta finalmente a la Universidad de Estrasburgo, donde comenzó una carrera de medicina. Los bajos ingresos de sus padres, así como el deseo de descubrir nuevos mundos lo orientaron rápidamente hasta la Escuela de Salud Naval de Brest, que financió sus estudios a cambio de una obligación de servicio al clausurar sus cursos. Después de la guerra de 1870, que pasó en el Cuarto Batallón Marinero de Cherbourg, se embarcó como alférez en el Lamothe-Piquet rumbo al Atlántico Sur. Se diplomó de doctor tres años más tarde y buscó financiación para explorar el corazón de Guyana y demostrar que se podía seguir el Amazonas y el Yary hasta su unión en las fuentes del Maroni.

Viajes de Crevaux

En 1877 remontó el río, atravesó el país Galibi, llegó al pueblo de los Bonis de quienes estudió los usos y costumbres. Allí conoció a su futuro compañero de viaje Apatou y lo convenció que se uniera a una expedición que nadie quería escoltar, con la promesa de llevarlo a Francia cuando él regresara. Juntos fueron hasta los montes Tumuc-Humac, conocieron a la gente, observaron su cultura y siguieron las aguas del Yari, Itany y Apoani hasta su unión con el Amazonas.

El año siguiente el viajero exploró el Oyapok hasta su nacimiento. Más de cincuenta días de caminata y navegación fueron necesarios para alcanzar el río Parori, cuarenta más para acceder al Amazonas. En un tercer viaje siguió el río Ica hasta los Andes y de allá salió hacia las fuentes de Yapura.

Al terminar aquellas expediciones agotadoras, honró su palabra y regresó a Francia acompañado de Apatou. Recibió la Legión de Honor y fue admitido en la Sociedad de Geografía de París. Escribió sus informes, hizo establecer sus mapas en el mismo momento que presentaba al ministerio un nuevo proyecto copiado en el anterior. Esta vez el Oyapock y el Parou eran los objetos de su curiosidad científica. Al final de este viaje, el explorador aportó una información muy valiosa sobre los usos y costumbres de los indios de la cuenca Yari-Parou: ritos de matrimonio y de parto, iniciación de los jóvenes, elaboración de las flechas envenenadas.

Viaje de Crevaux
Grabado de Riou para la revista Le Tour du monde: detalle del viaje de Crevaux cuando un caiman cogió la pierna de Apatou.

Ir hasta el Amazonas mediante la apertura de una nueva ruta por el valle de Yapurá fue el desafío que se lanzó. Aquella exitosa misión fue promovida a su regreso. Recibió la medalla de oro de la Sociedad de Geografía, y gracias a la subvención concedida, salió de nuevo para estudiar las comunicaciones entre el Río Magdalena y el Orinoco. Amenazados de naufragio, forzados a desafiar las flechas de los indios, los jaguares y los caimanes, el explorador y sus compañeros recogieron sin embargo en aquellos grandes espacios una cosecha abundante de información geográfica, botánica, zoológica y etnográfica.

Grabado de Riou para la revista Le Tour du monde ilustrando un detalle de un viaje de Crevaux

Seguir el Paraguay desde su nacimiento y luego alcanzar el Amazonas era el objetivo de Crevaux en 1881. A petición de las autoridades bolivianas que trataban de establecer rutas comerciales con Paraná, Crevaux se embarcó en la aventura con algunos compañeros, siguiendo el valle Pilcomayo hacia Paraguay. Acomodaron un montón de pacotilla para ablandar a los terribles Tobas, que controlaban los altos del Pilcomayo, antes de comenzar la bajada del río. De ahí nadie supo más de los exploradores. El relato de un sobreviviente desveló el misterio, un año después. Asaltados, asesinados y probablemente comidos por los Tobas, los exploradores vinieron engordando a la triste cohorte de los soldados argentinos y bolivianos que murieron en estos lugares de la misma manera. En Francia y América del Sur fue enorme la emoción suscitada por este trágico final. Extrañadamente, ayudó al impulso de la curiosidad para las exploraciones científicas en las fines del siglo XIX.

Crevaux y los indios Tobas
Captura de Crevaux por los indios Tobas. Grabado de Riou para la revista Le Tour du monde.

BIBLIOGRAFÍA

  • CREVAUX Jules. Los textos publicados inicialmente en el Tour du Monde fueron reunidos en dos volúmenes por la editorial Phébus: Jules Crevaux (1987), Le mendiant de l’El Dorado de Cayenne aux Andes 1876-1879.
  • GRANDHOMME, Francis Une figure lorraine: Jules Crevaux (1847-1882) et l’exploration de l’Amérique du Sud, Université de Nancy 2, 2011.
  • Jules Crevaux, l’explorateur aux pieds nus : [exposition], Musée du Pays de Sarrebourg, 25 mai-31 juillet 1998. Musée du pays de Sarrebourg (Sarrebourg, Moselle) / Musée du Pays de Sarrebourg / 1998.
  • Le massacre de la mission du docteur Crevaux. Rapport adressé par l’institut géographique argentin à la Société de géographie de Paris. Malteroz impr / 1882
  • LÉZY Emmanuel, « Jules Crevaux, “l’explorateur aux pieds nus”. Un mythe géographique amazonien », EchoGéo, 7 | 2008, http://echogeo.revues.org/9983 ; DOI : 10.4000/echogeo.9983.
  • THOUAR, Arthur, Explorations dans l’Amérique du Sud : I. A la recherche de la mission Crevaux. II. Dans le delta du Pilcomayo. III. De Buenos Aires à Sucre. IV. Dans le Chaco Boréal. MANIOC : SCD de l’Université des Antilles et de la Guyane : Conseil général de la Guyane, Bibliothèque Alexandre Franconie, 2012.

Sobre la autora

Autor IguanaeMona Huerta

Historiadora

Presidenta de Honor de REDIAL


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *