Blas de Lezo, un probable mito histórico, si hubiera sido inglés

El Museo Naval de Madrid dedica desde el pasado septiembre una exposición a la figura histórica del marino vasco Blas de Lezo. Después de cuatro meses, gracias a que sigue abierta hasta el 3 de marzo de 2014, la hemos incorporado con retraso a nuestras noticias del portal. Sinceramente, el nombre me era desconocido e ignoraba su relación con América, en especial con Cartagena de Indias. Lamento la ignorancia previa, pues sin duda se trata de un personaje que merece la presencia en los libros de Historia y que si hubiera sido inglés estaría presente en lo alto de una columna en un lugar destacado. Y claro, no nos habría pasado desapercibido como noticia “americanista”.
Blas de Lezo, el valor de medio hombre. El subtítulo de la exposición hace referencia a su apodo, ya que en diferentes batallas navales había perdido una pierna y un ojo, y tenía un brazo inutilizado. Gajes del oficio para un hombre que representa la edad dorada para la Armada española en América, y que destacó como estratega especialmente en la defensa de Cartagena de Indias sobre una flota inglesa muy superior en número. Dice la descripción de la exposición que “el anonimato causa asombro entre quienes por primera vez se acercan a su biografía”. Olvido, desmemoria o falta de reconocimiento, ya que “fue enterrado en 1741 en una tumba anónima de emplazamiento desconocido”.

La página web de la exposición incluye un vídeo sobre las fortificaciones de Cartagena de Indias y permite descargar imágenes de la muestra.

Más información

Exposición – Blas de Lezo

Sobre el autor


2 comentarios sobre “Blas de Lezo, un probable mito histórico, si hubiera sido inglés”

    1. Lo miraré, porque me llama la atención que diga sin novelar. A raíz de la exposición y por la novelesca inventiva de otro autor se ha desvirtuado al resto de los héroes de esta hazaña Española.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.