Año de México en Francia: un insoportable fracaso

Las máscaras de mosaico de jade

El 3 de febrero cuando se lanzó oficialmente el Año de México en Francia, el Embajador de Francia en México, anunció que estas fiestas iban a dar un nuevo arranque a las relaciones franco-mexicanas. Una semana más tarde, el presidente francés Nicolás Sarkozy decidió dedicar estos festejos a su compatriota Florence Cassez, condenada en México a 60 años de cárcel. Esta decisión provocó la anulación por parte del gobierno mexicano de la participación del país en la organización de las actividades previstas. Numerosos intelectuales franceses lamentaron este gran desencuentro entre los dos países, ya que esperaban que este Año de México en Francia fuera una vitrina de prestigio para mostrar la riqueza de la cultura mexicana al público francés.


Una de las exposiciones más relevantes Las máscaras de Jade Maya que debía ser inaugurada en la Pinacoteca de París el primero de marzo y quedar abierta hasta principios de agosto fue anulada brutalmente, sobre decisión de las autoridades mexicanas, sólo una semana antes de su apertura. Estas últimas vacilaron, ante el grado de adelanto en la instalación de estos tesoros mayas únicos, que jamás habían sido mostrados en Francia desde su descubrimiento. Pero finalmente renunciaron. “Un desastre cultural”, lamentó el director del museo.
Máscaras Maya
Otra exposición fue anulada, la que debía dedicarse al artista-pintor Diego Rivera en Burdeos. Los 18 lienzos de mayor importancia no llegaron a tiempo a destino, administrativamente bloqueados en México. Muchos otros eventos fueron cancelados desde los más importantes hasta los más sencillos.

Exposición Diego Rivera
La comunidad de investigación francesa fue la primera en pedir rectificar al presidente Sarkozy que tomó una responsabilidad pesadísima, dedicando estos festejos a Florence Cassez. Otras protestas siguieron por parte de artistas, profesionales y organizadores de espectáculos diversos. Todos afirmaron que jamás se puede pedir a artistas, escritores, y científicos franceses, así como mexicanos, que acepten ser utilizados como medio de presión en los asuntos de justicia y de diplomacia.

Según el programa presentado en París, el Año de México en Francia abarcaba más de 365 actos culturales. No se conoce con precisión a cuánto ascienden las pérdidas económicas que ya se produjeron por la cancelación del Evento, y aún menos las que pueden acontecer. Este desastre hubiera podido ser evitado y Florence Cassez será sin duda la que pagará más caro este insoportable fracaso.

Sobre la autora

Autor IguanaeMona Huerta
Historiadora
Presidenta de Honor de REDIAL


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *